24 may. 2011

La cartografía caracterológica


Por Miguel Angel Pichardo Reyes


Lo artesanal de la caracterología
El estudio del carácter me ha planteado varios interrogantes, algunos de ellos giran en torno a la tipología y las subtipologías, ya sea que se hable de los psicotipos o de los biotipos morfológicos, pero también han surgido cuestionamientos relacionados con la etiología y la psicogénesis, y de forma aún más confusa, se encuentra en realizar una aproximación integrativa allí donde los marcos caracterológicos son inconmensurables. Es aquí, en este campo de los remolinos, tornados y laberintos sin salida, donde la cartografía caracterológica viene a ocupar el lugar del artesano. Labor clínica minuciosa, donde el cartógrafo tiene que ir acomodando las piezas del rompecabezas, juntarlas, intentar constructos, plantear hipótesis, observar detectivescamente los detalles más insignificantes, y finalmente, articular las diferentes piezas en un marco lógico que corresponda con los planteamientos teóricos de una clínica particular.

La cartografía caracterológica es una labor desdeñada en la actualidad por muchos psicoterapeutas, que sin un previo análisis basado en la observación fundamentada en la teoría clínica, acuden a la ciega intuición, sino es que al mero azar. Para muchos esta labor cartográfica puede resultar tediosa, para otros demasiado teórica, pero sin lugar a dudas, la labor cartográfica viene siendo cada vez más y más necesaria para la labor clínica y psicoterapéutica.


Cartografía y arqueología caracterológica
El método cartográfico en caracterología, según lo comprendo, consiste en cruzar y comparar las diferentes tipologías, descripciones, variables y elementos que ofrecen los paradigmas caracterológicos: estudios psicosociales de la personalidad, la psicomorfología, las estructuras clínicas, la psicopatología, los tipos caracterológicos, entre otros. Desde los clásicos tipos hipocráticos, pasando por la doctrina griega y medieval de las pasiones, hasta las contemporáneas tipologías de Jung, Freud, Reich, Lacan, Sheldon, Naranjo, Keleman, Painter, etc. La cartografía caracterológica tiene como finalidad la construcción de un mapa que ordene, ubique, de forma, estructura, contenido, orientación y jerarquía a los particulares perfiles caracterológicos de una persona. En este sentido no basta conocer la tipología caracterológica, es necesario saber hacer el mapa cartográfico de los perfiles de carácter.

La cartografía caracterológica posibilitara realizar la estrategia necesaria para llevar a cabo una arqueología psicosomática del carácter, esto es, un análisis y terapéutica del carácter neurótico para cada perfil. Sin la cartografía caracterológica, es como intentar cruzar un bosque sin contar con un mapa, una brújula, un buen sentido de la orientación, la condición y abastecimiento suficiente. El resultado: el extravío clínico y psicoterapéutico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario